El relato de unos opositores maltratados por la DGP que, por derecho, alcanzarán su sueño

 

Quiero expresar la impotencia y el dolor que se siente, sí he dicho bien, dolor, cuando una persona que quiere ser policía y tiene la valía para ello, demostrándolo física, teórica, psicológica y judicialmente, le ponen todos los obstáculos habidos y por haber para que no lo sea, porque, cuanto menos, los tribunales del proceso selectivo de la DFP de la Policía, se rigen por la arbitraria idea narcisista de -porque lo digo yo aunque la ley no me lo permita y si tal, que recurran-.

El pasado día 16 de julio opositores de la promoción XXXII hacen pública esta carta relatando los hechos que han acaecido:

“El pasado día 27 de junio de 2019,  29 opositores de recurso de la escala básica fueron convocados a la correspondiente prueba de psicotécnicos para así cumplir con lo solicitado en los respectivos fallos de las sentencias. Sentencias que estimaban los recursos interpuestos contra la arbitraria decisión de la Policía Nacional de declarar no aptos a dichos opositores en la prueba de la entrevista personal. Ni el perfil de los recurrentes ni la realidad de la entrevista coincidía con los argumentos de la División de Formación y Perfeccionamiento, así como la escasa motivación de sus informes, lo cual fue determinante para la estimación de la sentencia.
Las sentencias del Tribunal Superior de Justicia tenían en común la superación de los test psicotécnicos, los cuales determinaba claramente que debían hacerse siguiendo los mismos parámetros y con la misma dificultad que en la convocatoria recurrida, la promoción 32, cuya nota de corte fue un 4,64.
El 27 de Junio se les emplaza para realizar el examen psicotécnico en las dependencias de la DFP en Carabanchel. Una vez dentro, al realizar el llamamiento al primer recurrente que nombran le separan del grupo y le instan a que les acompañe a otra sala (curioso y raro), todos los demás somos requeridos en otra sala diferente.
Una vez dentro, lejos de cumplirse la sentencia y para sorpresa de los recurrentes, los test psicotécnicos que se realizaron el día 27, nada tenían que ver con lo dictado en la sentencia. Se trataba de dos ejercicios, uno tipo omnibus y otro tipo instrucciones. El primero contenía además dos ejercicios específicos y el segundo instrucciones erróneas, además de ser ilegible. También jugaron con el factor tiempo, el cual no era suficiente para poderlos realizar con éxito.
Todo esto hizo que a pesar de la inmensa preparación de los recurrentes, ninguno pudiera superar el corte establecido en la 32, al no coincidir la dificultad de ambas pruebas.
Está situación dejaría de nuevo a los recurrentes fuera del proceso, repitiéndose de nuevo la arbitrariedad de los miembros del tribunal de selección de la Policía, los cuales, siendo totalmente conscientes, mediante su propio juego no dieron lugar a superar la prueba a los aspirantes de  recurso.
Hoy a día 16 de julio, con la publicación del BOE con la lista definitiva de policías que ingresarán en la academia en septiembre, en el anexo II correspondiente a los recursos, se publican 2 RECURRENTES APTOS DE LA PROMOCIÓN 32, uno de los cuales NO supera la nota que al resto  (aún siendo un corte no acorde a ese examen) se les exigía (4,64), incluso siendo su calificación del examen INFERIOR a la de otros aspirantes recurrentes. Y el otro apto, para sorpresa mayor, se trata de aquel recurrente misterioso al que llamaron de la fila de recurrentes convocados al examen y condujeron a otra sala, aquel del que no se volvió a tener noticias y NO hizo el examen con los 28 restantes, firmaría y se iría? , realizó el mismo examen psicotécnico?,  por qué no estuvo en la misma aula?, porque no coincidieron con él en la salida? Dónde se han publicado sus notas?… Ahí lo dejo, que cada uno saque sus propias conclusiones”.

Después de leer esta carta enviada por mis compañeros de la XXXII, hago mis indagaciones sobre todas las irregularidades que se desprenden de los hechos descritos, y la verdad si digo irregularidades,  estoy siendo bastante generosa.

1. El examenera imposible de realizar para alcanzar dicha nota de corte, no solo por su  dificultad y complejidad resolutiva de las preguntas planteadas sino por el escaso tiempo para poder contestarlas y obviamente, distinto por completo en estructura y planteamiento al realizado en 2016, lo que los opositores venimos a llamar en nuestra jerga “un examen para entrar en la NASA”. Dato objetivo: ambos exámenes se han hecho públicos y se ven claramente las diferencias sin ser un entendido en la materia.

TODAS las sentencias del TSJ (públicas), en su fallo, mandan textualmente que  “se realicen los test psicotécnicos con los mismos parámetros y criterios seguidos en la convocatoria a la que concurrió el ahora actor y a ser valorado en los mismos detallada y motivadamente”.

2. En cuanto las notas, por increíble que parezca, no han sido públicas como son en todos los procesos selectivos. Se les ha mandado una carta individualizada, que cada uno tenía que recoger en Comisaría u otras dependencias policiales. Y todo lo que les acabo de exponer me lleva, imagino que a ustedes también, a preguntarme: ¿Podemos estar hablando entonces de un posible incumplimiento de sentencia, de una desobediencia a la autoridad judicial?, ¿por qué no se han hecho públicas las notas?, o ¿por qué no se han colgado como siempre en la pagina oficial de la Policía Nacional?, ¿por qué el examen se ha realizado a parte del resto de opositores?, ¿por qué no los han convocado al examen el mes anterior, mayo, con el resto de opositores en curso?. Eso sí se hubiera regido por el principio de transparencia e igualdad, ¿es que, preparaban el camino para este desenlace?, ¿se va a permitir que se lo vuelvan a hacer a los opositores que aun quedan de la XXXII y todavía no los han convocado para hacer el examen?. Confiemos que no sea así y no vuelva a ocurrir.

3. De los dos aprobadosque aparecieron en el BOE de fecha 16 de julio, se baraja alguna  mediocre hipótesis en redes sociales para poder encontrarle explicación o aliviar conciencias quizás, pero sin ningún peso, esto es:

• El opositor que fue separado de aula, ¿ pudiera ser de la promoción XXXIII?: bajo mi punto de vista y amparada en datos públicos, creo que no es posible, ya que mirando el CENDOJ (página donde se relaciona una base de datos de las resoluciones de los tribunales de justicia), de esta promoción XXXIII, convocatoria 2016, solo hay sentencias estimadas relativas a suspensos en la prueba de “reconocimiento médico”, no de entrevista, en esas fechas, salvo que el CENDOJ se haya equivocado o no las haya publicado, error que me parece casi improbable. Materialmente es imposible, por plazos legales, que el opositor pudiera ser convocado a realizar la entrevista,(que sería la siguiente a la prueba médica), y de superarla, convocarlo a realizar los psicotécnicos el 27 de junio, la explicación es que, una vez que te suspenden, tienes que presentar recurso de alzada,  la DFP tiene 3 meses para contestarte, si es que te contesta, a  partir de ahí se presenta el anuncio del contencioso ante el TSJ, el tribunal te notifica si lo admite a trámite o no (pasan meses), y si lo admite se pide a la DFP que remitan el expediente del opositor, que tardan bastantes meses en enviarlo (para demostrarnos quien manda, imagino) y después se realiza la demanda contencioso administrativa y es aquí cuando empieza todo el proceso judicial contencioso por así decirlo. Todos estos trámites, que he resumido, tardan como mínimo, hasta que se notifica la sentencia a las partes, sobre año y medio, dos años. Una vez se tiene la sentencia todavía hay que dejar pasar 30 días hábiles por si se desea recurrir en casación ante el TS. Una vez transcurridos, el TSJ emite a las partes la firmeza de la sentencia al no recurrir, generalmente tardan entre dos- tres meses desde la notificación de la sentencia, y a partir de esta firmeza la DFP tiene como máximo 2 meses para ejecutarla, plazo que tampoco cumplen. ¿De qué fecha es esa sentencia que yo no la encuentro en el CENDOJ y puede llevarme a error, o no?, ¿Cómo es posible que este opositor se haya examinado el 27 de junio cumpliendo todos los plazos legales? Datos objetivos, ver sentencias públicas en el CENDOJ.

Decir también sobre este punto que los opositores que estaban en Carabanchel ese día para examinarse, eran en total 29 y pertenecientes todos a la promoción XXXII, porque entre ellos se conocen todos.

• El otro opositor que ha aprobado sin superar la nota de corte 4,64 ¿pudiera ser militar?: esta pobre explicación también es imposible de creer y de demostrar,  puesto que el examen de psicotécnicos del día 27 de junio se realiza bajo los requisitos de la convocatoria del 2015 que es a la que pertenecen, obviamente. Comprobando el listado de admitidos y excluídos en el BOE de 2015, dicho opositor  no concurre en calidad de militar (1) como así se referencian a los militares, por lo que se deduce, que en su convocatoria de 2015, NO era militar y mucho menos con 5 años de servicios mínimos que es el requisito de dicha convocatoria. Datos objetivos y públicos en la Resolución de 8 de julio de 2015 de la DGP y expuestos también al público en la Subdirección General de Ayudas a Víctimas del terrorismo y de Atención ciudadana del M. de Interior en Madrid.

Y ahora ¿qué va a suceder?, ¿Cómo se van a solventar estas irregularidades?. Pues en principio los 27 o 29 opositores afectados  tendrán que volver a perder su tiempo y su dinero siguiendo los cauces legales, puesto que, el que  pueda o quiera, tendrá que volver a meterse en un proceso contencioso administrativo con todas las penurias que conlleva, para denunciar que no se ha cumplido la sentencia en la dificultad del examen de psicotécnicos.

Y estas irregularidades, y si me permiten, estas “presuntas ilegalidades” ¿se van a volver a cometer con los siguientes opositores de la Promoción XXXII que todavía no han sido convocados para realizar los psicotécnicos?, porque, a saber, de la XXXII,  no solo son estos 29 opositores de los que se está hablando, todavía hay más compañeros de su misma promoción que temen que se le vaya a hacer lo mismo en próximos días o meses. Ellos son los siguientes en examinarse. ¿Cómo pueden prevenir una posible injusticia de este calibre?, ¿qué pueden hacer para que los siguientes de la XXXII nos les hagan lo mismo?, ¿por qué la DFP quiere hacerles un examen a parte y no pueden concurrir con el resto de opositores de la convocatoria en curso?, eso sería lo más transparente, lo más justo profesionalmente hablando y  lo más honesto y honrado como persona que viste un uniforme.

Mis compañeros de la XXXII, con aquellos que he podido hablar, y personalmente, yo, agradezco enormemente  que el SUP (Sindicato Unificado de Policía) me de la oportunidad de poder expresarme y denunciar lo que está sucediendo con nuestro futuro laboral policial y el apoyo que nos brinda a aquellos que queremos ser policías e injustamente no nos lo permiten. Muchas gracias.

Lo que tenemos todos los de la XXXII por recuso muy claro es que vamos a ser policías, lucharemos con todos nuestras ganas y con nuestro corazón azul para serlo, con la ley en la mano como sí nosotros hemos hecho siempre, con la fuerza que nos dan nuestros valores, nuestra familia y amigos.

Como dijo un conocido policía y escritor, si él me lo permite, “La mediocridad tiene pánico al talento”.

Gracias.

Opositora XXXII por recurso

 

 

Facebooktwittermailby feather

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *