El SUP defiende la inocencia de los compañeros acusados por el Fiscal de A Coruña

La Audiencia Provincial acoge hoy el inicio del juicio contra cuatro agentes de la Policía Nacional acusados de lesiones y torturas por el que la Fiscalía solicita que se les imponga una condena de seis años de prisión y 13 de inhabilitación.
La acusación pública sostiene que los procesados agredieron «de forma gratuita» a un hombre que, en estado ebrio, provocó un altercado en el edificio Trebol, en Cabo Santiago Gómez.
Al respecto, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) señala en primer lugar «la indefensión jurídica» a la que se enfrentan los agentes de la Policía Nacional en su labor diaria. Los representantes sindicales defienden «la correcta intervención de los 4 policías, la cual se desarrolló con total y absoluta profesionalidad y respetando la legislación vigente».

Aquella intervención «es una más de las muchas que los miembros de los cuerpos tienen que resolver a menudo, enfrentándose a individuos bajo el efecto del alcohol o de sustancias estupefacientes, que con una agresividad extrema causan daños en el mobiliario urbano o desórdenes públicos, motivando la actuación policial».

El SUP continúa demandando medios de defensa intermedia como las pistolas tásser y grabadoras de las intervenciones policiales y en dependencias policiales. En este caso, «no habría ninguna duda sobre su actuación y nuestra seguridad jurídica se vería reforzada ante denuncias falsas». Además, quieren destacar que el ahora denunciante «ya fuera condenado en 2012 por las lesiones ocasionadas a agentes policiales».

Noticia La Voz de Galicia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *