BOE 69

Precisamente hoy, se cumple un año de la publicación en el BOE número 69, de 20 de marzo de 2018, de la Resolución de 19 de marzo de 2018, de la Secretaría de Estado de Seguridad, por la que se promulgaba el Acuerdo entre el Ministerio del Interior, sindicatos de Policía Nacional y asociaciones profesionales de la Guardia Civil. Este acuerdo, que marcará un antes y un después en las retribuciones de los miembros de las FCSE, va adquiriendo más valor con el paso de los meses y según se confirman plazos y cifras anunciadas por los sindicatos policiales.

La publicación del acuerdo en el BOE, era un indicio de que esta vez la cosa iba en serio, que la equiparación salarial con las policías autonómicas no se nos iba escapar. Lo sucedido en Cataluña, el 1-O de 2017, había despertado a la sociedad del letargo, en el que, los gobiernos, a lo largo de los años, tenían sumida a su Policía y a su Guardia Civil. Era una gran noticia, ya que, en caso de no ejecutarse el acuerdo, los representantes legítimos de los Policías, contábamos con base legal para exigir su cumplimiento en los tribunales de justicia.

El segundo tramo de la equiparación llegará a las nóminas de todos los Policías y Guardias Civiles en el mes de abril. El pasado viernes, la Comisión Ejecutiva Interministerial de Retribuciones (CECIR) aprobada el incremento del nuevo Complemento Específico Singular, requisito imprescindible para que se ingrese el monto el próximo mes, salvándose así, el último escollo para el inminente cobro de la parte correspondiente a 2019. El incremento del CES será de 117 euros para todas las escalas, a excepción de subinspección -aumento de 126 euros-, lo que sumado a los 13 euros de productividad equiparación, nos llevarán a consolidar, a partir del mes de abril 130 euros para todas las escalas, menos para subinspección que ascenderán a 139 al constatarse, a falta de conocer los resultados de la Consultora, que es la escala que presenta una mayor diferencia retributiva en relación con sus homólogos del Cuerpo de Mossos. A esto, hay que sumarle los atrasos desde el mes de enero y la subida de la Función Pública, que ya percibimos desde el mes de enero. Las cifras son las anunciadas por los sindicatos policiales hace más de un año; 200 euros al mes en 2018 y 180 en 2019. El incremento de 2020, sumando Función Pública, elevará la cuantía a los 560 euros brutos de media para un Policía Nacional, de los cuales, 400 serán fruto del acuerdo de equiparación.

No es equiparación, es una simple subida de sueldo. Esta es una expresión que escucho a menudo en las distintas comisarías gallegas. Siempre respondo a los compañer@s que me transmiten esa inquietud que el acuerdo es a 3 años, que tengan paciencia y confianza en los sindicatos, que, de momento, se han ejecutado 2/3 del mismo y que todavía falta 2020 y el estudio de la Consultoría, que sin acuerdo, no tendríamos en nuestras cuentas 300 euros más al mes. La mayoría lo entiende y sabe que la ILP tiene un recorrido incierto y encomendarse a la misma en la actual situación política, sería un error que el colectivo nunca nos perdonaría.

¿Por qué el dinero no va a parar al Complemento General? Esta, es otra cuestión objeto de debate habitualmente. ¿Qué mas quisiéramos los sindicatos que avanzar en eso para que afectase a los compañeros de Segunda Actividad?, pero no fue posible. La Administración lo puso como línea roja, indicando que no iba a incentivar el pase a Segunda Actividad de forma voluntaria, siendo su deseo suprimir esta posibilidad, dado que los Mossos no disponen de Segunda Actividad sin Destino. Finalmente, gracias a la presión de los sindicatos se consiguió mantener ese derecho consolidado.

Jubilaciones, juicios y horas extras, al igual que otras cuestiones básicas que algunos utilizan para desacreditar el acuerdo, no tenían cabida en el acuerdo, y poco a poco, los compañeros van siendo conscientes de que no se podían incluir ni negociar en aquel momento.

Uno de los puntos fuertes del acuerdo, es precisamente la Cláusula Primera. La Consultora, ha finalizado los trabajos y consta, según publicaciones en algún medio de comunicación, que ya ha presentado los trabajos. Este retraso, que ha motivado la denuncia del SUP a través del Portal de Transparencia, que deberá resolver en un mes, hace pensar, que es necesario más dinero para completar el proceso de equiparación. En este sentido, se manifestaba en la última semana la Unión de Oficiales de GC, primero anunciando que Interior iba a computar los 26.000 pabellones que están utilizando los guardias civiles, y después, para lanzar un globo sonda, sobre la posibilidad de que la SES iba a rechazar el informe presentado por la Consultora. Esta afirmación carece de fundamento, sobre todo, con el 28A a la vuelta de la esquina y con un escenario incierto en el Gobierno.

Las próximas semanas son importantes para saber cuál es el resultado del estudio realizado por E&Y, pero mientras esperamos por ese informe, tendremos 380 euros más al mes cada Policía Nacional en nuestros bolsillos.

Facebooktwittermailby feather

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *